ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

Ecos del futuro

Reflexiones sobre ciencia, economía, ecología, política y comportamiento humano

Archivos

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             


Últimos comentarios

  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en Nobel de la paz e ignorancia
  • Rawandi en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Estratagemas antinucleares
  • zet1 en En defensa del argumento de autoridad y el consenso científico
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • Pedro J. en Estratagemas antinucleares
  • Francesc en Estratagemas antinucleares


  • Categorías

  • Acertijos
  • Astronomia
  • Ateismo
  • Biologia
  • Cambio climatico
  • Civilizacion
  • Comportamiento humano
  • Corporaciones
  • cortos
  • Crisis
  • Cristianismo
  • Destino
  • Dinero
  • Ecologia
  • Economia
  • Educacion
  • Energia
  • Enlaces
  • Escepticismo
  • Etica
  • Evolucion
  • Extincion
  • Felicidad
  • Fisica
  • Futuro
  • Genetica
  • Globalizacion
  • Guerra
  • Historia
  • Humor
  • Islam
  • Libros
  • Longevidad
  • Loteria
  • Metodo cientifico
  • Neurologia
  • Nuclear
  • Ocio
  • Petroleo
  • Política
  • Psicologia
  • Religion
  • Riesgo
  • Salud
  • Sociedad
  • Tecnologia
  • Trabajo

  • Series

  • Mecánica cuántica. En progreso

  • Materia oscura

  • Economía de la práctica religiosa

  • Imagen del principio del universo

  • Ahogado en una supercuerda


    En la red

  • Antigua página personal
  • Tutorial de Cosmología
  • @ecosdelfuturo
  • La ciencia del cambio climático


    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


    2006-2017

    Pedro J. Hernández



    Blogalia

    Blogalia

  • Inicio > Historias > Contra el populismo penitenciario

    Contra el populismo penitenciario

    Magnífico artículo de opinión hoy en El País que refleja un problema más profundo con la falta de sintonía entre las opiniones mayoritarias de la gente (basada muchas veces en instintos como el de venganza) y la legislación más adecuada para atacar un problema social.
    Desde el año 2000, el número de reclusos en España ha aumentado un 65,1%, lo que nos sitúa a la cabeza de Europa en tasa de presos por cada 100.000 habitantes: 153,6. Según datos oficiales, en 2009 había en las cárceles españolas 76.090 internos, el doble de los que había en 1990. De ellos, un 22%, está en prisión preventiva, esto es, a la espera de un juicio que resuelva sobre su situación. Mantener a un recluso en España cuesta de media 54,79 euros al día y contamos con un presupuesto que ha pasado del equivalente en pesetas a unos 689 millones de euros del año 2000 a casi 1.250 millones de euros en 2010. Curiosamente, las medidas alternativas a la prisión salen muchísimo más baratas: tan solo cuestan tres euros por persona y día. Aún más, según datos del Consejo de Europa publicados en 2005, el tiempo medio de estancia en prisión en España se duplicó desde 1996 (9,7 meses) hasta 2004 (16,7 meses).

    Y todo esto a pesar de que España se sitúa en una tasa de criminalidad comparada de 45,8 por cada 1.000 habitantes, una de las tres más bajas de Europa y muy por debajo de la media europea de 69,1, situándose en 2009 al mismo nivel que en el año 2000. El Eurobarómetro de otoño de 2009 indicaba además que la percepción de la delincuencia como problema en España era de 11,0, la segunda más baja de Europa y muy lejos de la media de la UE de los 27 situada en 19,0. En resumen, en 10 años la criminalidad ha permanecido estable en cotas muy reducidas, su percepción por la población es muy baja y, sin embargo, en 20 años se ha duplicado la población penitenciaria.

    2010-07-17 17:08 | Etica, Sociedad, Comportamiento humano | 3 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://ecos.blogalia.com//trackbacks/67360

    Comentarios

    1
    De: Pero Fecha: 2010-07-25 20:19

    Magnífico artículo de El Pravda: ¡hay menos delincuencia porque los delincuentes están en las cárceles!

    Es un gran argumento a favor de lo que llamas "populismo penitenciario", evidentemente: meter a los malos en la cárcel funciona. Bueno, es evidente para cualquiera que no esté echado a perder por la soberbia progre de ese diario, claro.

    Las medidads alternativas más baratas a lo que hay ahora serían los trabajos forzados, es decir, que el preso se pague su estancia. Es totalmente junto, al fin y al cabo el estado nos tiene trabajando, quieras o no, para él durante medio año. No sé por qué un preso ha de tener el privilegio de no trabajar.

    Por cierto, frente al "populismo penitenciario" está la "sabudiría de la izquierda", que es la responsable de esta legislación chapucera y de que se gaste pasta en comprar sindicatos verticales y que tiene a tantísima gente en prisión preventiva y, mucho peor, los tiene que soltar porque se agotan los plazos.

    El Prava da lecciones muy curiosas, creo que de tan aficionados a doblepensar se vuelven idiotas.



    2
    De: Pedro J. Fecha: 2010-07-25 22:46

    Continúa el artículo

    Desde los años cincuenta hasta los ochenta del pasado siglo, Holanda consiguió reducir la población penitenciaria hasta niveles ínfimos basándose en que la prisión debe utilizarse como "último recurso" en el sistema penal. A partir de los años ochenta se inició una nueva etapa -parecida a lo que sucede hoy en España- que convirtió la prisión en un sistema de "defensa social" en el que se pasó de una media de 30 presos por cada 100.000 habitantes en 1985 (la tasa europea más baja) a una media de 120 presos por cada 100.000 habitantes en 2005. Como tampoco en España, esta evolución no tuvo nada que ver con la evolución de la criminalidad, que se mantuvo siempre estable. Sin embargo, hoy, Holanda, tras recuperar el discurso de que el sistema penal es el último recurso y haber implementado políticas preventivas y de gobernanza de riesgos acordes con ello, ha iniciado la desocupación de ocho prisiones y, para evitar la pérdida de los 1.200 puestos de trabajo de vigilante, se plantea importar presos de Bélgica y Alemania a cambio de dinero -generando ingresos en vez de costes-. Lo que demuestra el cambio de tendencia holandés es que el populismo penitenciario no solo no es eficaz, sino que conduce a una insostenible espiral de despilfarro económico.



    3
    De: Pedro J. Fecha: 2010-07-25 23:44

    "Las medidads alternativas más baratas a lo que hay ahora serían los trabajos forzados"

    Creo que es relevante que en ningún país civilizado existan los trabajos forzados, pero si quiere un argumento económico, ahí tienes uno

    Sometimes it is claimed that having prisoners work will help defray the cost of imprisonment to taxpayers. Unfortunately there is no evidence to bear this out, though it makes a good "sound bite." Tighter sentencing and the high cost of building prisons makes prison labor inevitable, and "in a climate of fiscal restraint it is nearly impossible to raise taxes to cover the full cost of prison expansion" (Lafer 66+). Where this argument fails is in the economic realities of prison contracting. Though prisoners are supposed to be paid the prevailing wage, according to PIE legislation, this usually translates to minimum wage, with the state being entitled to withhold about 80%. The savings in wages don't get passed on to the taxpayer. The state (i.e., the taxpayers) pay for construction that companies need, reducing income from property taxes the businesses would otherwise have to pay, and higher paying jobs may be lost in the community to prison contracts, with loss of tax revenue (Wright 30). With the cost of maintaining each inmate, in order for the state to break even, each inmate would have to gross at least 0,000 a year (31).



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.151.108 (c91ec4b3ea)
    Comentario

    portada | subir | Entradas anteriores→