ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

Ecos del futuro

Reflexiones sobre ciencia, economía, ecología, política y comportamiento humano

Archivos

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             


Últimos comentarios

  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en Nobel de la paz e ignorancia
  • Rawandi en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Estratagemas antinucleares
  • zet1 en En defensa del argumento de autoridad y el consenso científico
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • Pedro J. en Estratagemas antinucleares
  • Francesc en Estratagemas antinucleares


  • Categorías

  • Acertijos
  • Astronomia
  • Ateismo
  • Biologia
  • Cambio climatico
  • Civilizacion
  • Comportamiento humano
  • Corporaciones
  • cortos
  • Crisis
  • Cristianismo
  • Destino
  • Dinero
  • Ecologia
  • Economia
  • Educacion
  • Energia
  • Enlaces
  • Escepticismo
  • Etica
  • Evolucion
  • Extincion
  • Felicidad
  • Fisica
  • Futuro
  • Genetica
  • Globalizacion
  • Guerra
  • Historia
  • Humor
  • Islam
  • Libros
  • Longevidad
  • Loteria
  • Metodo cientifico
  • Neurologia
  • Nuclear
  • Ocio
  • Petroleo
  • Política
  • Psicologia
  • Religion
  • Riesgo
  • Salud
  • Sociedad
  • Tecnologia
  • Trabajo

  • Series

  • Mecánica cuántica. En progreso

  • Materia oscura

  • Economía de la práctica religiosa

  • Imagen del principio del universo

  • Ahogado en una supercuerda


    En la red

  • Antigua página personal
  • Tutorial de Cosmología
  • @ecosdelfuturo
  • La ciencia del cambio climático


    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


    2006-2017

    Pedro J. Hernández



    Blogalia

    Blogalia

  • Inicio > Historias > El curioso incidente del perro a medianoche

    El curioso incidente del perro a medianoche

    El curioso incidente del perro a medianoche es un libro que pillé en un mercadillo a 50 céntimos y que me llamó la atención por contener un apéndice con una demostración matemática detallada. El libro está narrado en primera persona por un adolescente con alguna forma de autismo --la contraportada para disgusto de su autor asegura que se trata del síndrome de Asperger, el mismo que padece probablemente Sheldom Cooper de Big Bang-- y la verdad es que logra en cierta forma ponerte en la mente de una persona sin ninguna empatía obsesionada por lo pequeños detalles hasta el colapso por sobrecarga de información. Y sobre todo que ve el mundo desde el punto de vista de la lógica y la ciencia como muestra este fragmento
    La señora Forbes, del colegio, dijo que Madre al morir se había ido al cielo. Eso lo dijo porque la señora Forbes es muy vieja y cree en el cielo. Y lleva pantalones de chándal porque dice que son más cómodos que los pantalones normales. Y una de sus piernas es ligeramente más corta que la otra a causa de un accidente de moto.
    Pero Madre al morir no había ido al cielo, porque el cielo no existe. El marido de la señora Peters es un párroco al que todos llaman
    reverendo Peters, y de vez en cuando viene a nuestra escuela a hablarnos. Yo le pregunté dónde estaba el cielo y él me contestó:
    —No está en nuestro universo. Está en otro sitio completamente distinto.
    A veces, cuando piensa, el reverendo Peters hace unos raros chasquidos con la lengua. Y fuma cigarrillos, y se los puedes oler en el aliento, y eso a mí no me gusta.
    Le dije que no había nada fuera de nuestro universo y que no existía ningún sitio completamente distinto. Quizá lo haya si uno logra atravesar un agujero negro, pero un agujero negro es lo que se llama una «Singularidad», que significa que es imposible saber qué hay del otro lado porque la gravedad de un agujero negro es tan grande, que ni siquiera ondas electromagnéticas como la luz pueden salir de él, y es a través de las ondas electromagnéticas como obtenemos la información de lo que está muy lejos. Si el cielo estuviera al otro lado de un agujero negro, a las personas muertas tendrían que lanzarlas al espacio en cohetes para llegar allí, y no las lanzan, o la gente ya se habría dado cuenta.
    A mí me parece que la gente cree en el cielo porque no le gusta la idea de morirse, porque quiere seguir viviendo y no le gusta la idea de que otras personas se muden a su casa y echen sus cosas a la basura.
    El reverendo Peters dijo:
    —Bueno, cuando digo que el cielo no está en nuestro universo, en realidad, es por decirlo de alguna manera. Supongo que lo que en realidad significa es que están con Dios.
    —Pero ¿dónde está Dios? —le dije yo.
    Y el reverendo Peters me dijo que deberíamos hablar de eso otro día cuando tuviese más tiempo.
    Lo que de verdad pasa cuando te mueres es que tu cerebro deja de funcionar y el cuerpo se pudre, como el de Conejo cuando se murió y lo
    enterramos al fondo del jardín. Todas sus moléculas se descompusieron en otras moléculas y pasaron a la tierra y se las comieron los gusanos y pasaron a las plantas. Si vamos y cavamos en el mismo sitio al cabo de 10 años, no quedará nada excepto su esqueleto. Y al cabo de 1.000 años, hasta el esqueleto habrá desaparecido. Pero eso está bien, porque ahora forma parte de las flores y del manzano y del matorral de espino.
    A veces, cuando las personas se mueren, las ponen en ataúdes, lo que significa que no se mezclan con la tierra durante muchísimo tiempo, hasta que la madera del ataúd se pudre.
    Pero a Madre la incineraron. Eso quiere decir que la metieron en un ataúd y lo quemaron y redujeron a cenizas y a humo. Yo no sé qué se hace de las cenizas, no pude preguntarlo en el crematorio porque no fui al funeral.
    Pero el humo sale por la chimenea y se dispersa en el aire, y a veces levanto la vista al cielo y pienso en que allá arriba hay moléculas de Madre, o en las nubes sobre África o el Antártico, o en forma de lluvia en las selvas de Brasil, o de nieve en alguna parte.

    2010-07-10 21:21 | Libros, Ocio | 7 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://ecos.blogalia.com//trackbacks/67321

    Comentarios

    1
    De: JJ Fecha: 2010-07-10 22:23

    Yo diría que tenía un autismo bastante severo. Lo de Sheldon al lado de esto era una nadería...



    2
    De: Anónimo Fecha: 2010-07-11 18:20

    ¿"ve el mundo desde el punto de vista de la lógica y la ciencia"?

    Pues no sé entonces a qué venían esas creencias del personaje acerca de ver coches amarillos y los días de mala suerte...



    3
    De: Walkyrie Fecha: 2010-07-11 18:20

    Perdón, el anónimo anterior soy yo.



    4
    De: Pedro J. Fecha: 2010-07-12 02:09

    Al contrario. Era un algoritmo para decidir los días buenos (good days en el original) y malos. Personalmente carezco de algoritmo para ese aspecto de mi vida :)



    5
    De: JJ Fecha: 2010-07-14 08:17

    En realidad, no ve el mundo desde la lógica, pero toma todas sus decisiones de forma absolutamente racional. Precisamente es una de las claves del libro: la justificación plenamente racional de comportamientos irracionales o destructivos; lo que tiene muchas lecturas, claro.



    6
    De: Cordura Fecha: 2010-07-16 10:54

    Me leí ese libro en inglés y me encantó. Muy británico y muy posmoderno. El protagonista es un jovencito cuadriculado y a la vez completamente original (yo tengo un amigo similar, por cierto, también con síndrome de Asperger). Desde luego, aunque lo encuentro atractivo, pasajes como el mencionado no es de los más afortunados. Se ajustan bastante, de hecho, a la mente poco desarrollada de un chico de quince años.

    A lo largo del libro hay, además, otra prueba lógica que, en mi modestísima opinión, el autor no resuelve del todo bien...

    Saludos cordiales.



    7
    De: JoseLuis Fecha: 2010-07-18 21:40

    Un libro muy, muy recomendable.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.166.189.88 (9a3bb1f13f)
    Comentario

    portada | subir | Entradas anteriores→