ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

Ecos del futuro

Reflexiones sobre ciencia, economía, ecología, política y comportamiento humano

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             


Últimos comentarios

  • Pedro J. en Ese insignificante e incomprendido CO2
  • Albert en Ese insignificante e incomprendido CO2
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en Nobel de la paz e ignorancia
  • Rawandi en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Estratagemas antinucleares
  • zet1 en En defensa del argumento de autoridad y el consenso científico
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos


  • Categorías

  • Acertijos
  • Astronomia
  • Ateismo
  • Biologia
  • Cambio climatico
  • Civilizacion
  • Comportamiento humano
  • Corporaciones
  • cortos
  • Crisis
  • Cristianismo
  • Destino
  • Dinero
  • Ecologia
  • Economia
  • Educacion
  • Energia
  • Enlaces
  • Escepticismo
  • Etica
  • Evolucion
  • Extincion
  • Felicidad
  • Fisica
  • Futuro
  • Genetica
  • Globalizacion
  • Guerra
  • Historia
  • Humor
  • Islam
  • Libros
  • Longevidad
  • Loteria
  • Metodo cientifico
  • Neurologia
  • Nuclear
  • Ocio
  • Petroleo
  • Política
  • Psicologia
  • Religion
  • Riesgo
  • Salud
  • Sociedad
  • Tecnologia
  • Trabajo

  • Series

  • Mecánica cuántica. En progreso

  • Materia oscura

  • Economía de la práctica religiosa

  • Imagen del principio del universo

  • Ahogado en una supercuerda


    En la red

  • Antigua página personal
  • Tutorial de Cosmología
  • @ecosdelfuturo
  • La ciencia del cambio climático


    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


    2006-2017

    Pedro J. Hernández



    Blogalia

    Blogalia

  • Inicio > Historias > El cielo puede esperar

    El cielo puede esperar

    Hay un montón de viejos chistes sobre las preferencias entre cielo e infierno. Pero no es tan frecuente ver un argumento numérico basado en citas bíblicas para valorar la virtudes de uno y otro. Ahí va uno que me resulta muy curioso y que desde el punto de vista del cálculo está en la línea de mis últimas entradas sobre calor y radiación.
    Y la luz de la luna será como la luz del Sol; y la luz del Sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que soldará el SEÑOR la quebradura de su pueblo, y curará la llaga de su herida. Isaías 30:26. Sagradas Escrituras (1569).

    Eso significa que la Luna brillará como el Sol y el Sol como 7×7=49 veces su brillo actual. O en total 50 veces la radiación solar recibida actualmente. En el momento que el cielo emita tanta radiación como recibe se alcanzará el equilibrio térmico y la temperatura absoluta alcanzada es proporcional a la raíz cuarta de la radiación emitida (Ley de Stefan-Boltzmann). Como la temperatura actual de equilibrio de la Tierra es de -18ºC (255K) tenemos que la temperatura del cielo corresponde 50^(1/4)×255 = 678 K o equivalentemente unos 405ºC. Hemos por supuesto aplicado la condición de emisor ideal de radiación para el cielo...¡qué menos !. Y no hemos tenido en cuenta el efecto invernadero, sobre el que la cita no dice nada. Si suponemos que éste es equivalente al de la Tierra, estaríamos hablando de una temperatura de unos 458ºC.

    Veamos ahora cómo estimar un límite superior a la temperatura del infierno.
    Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apocalipsis 21:8.

    Un lago de azufre tiene que estar a una temperatura al menos por debajo del punto de ebullición del azufre o no habría lago, sino vapor de azufre. Esta temperatura es de algo menos de 445ºC.

    La conclusión es que salvo mecanismos de enfriamiento no mencionados en la Biblia, no hay razones termodinámicas para que uno sea más deseable que el otro y teniendo en cuenta que la estimación de la temperatura del cielo es un límite inferior mientras que la del infierno un límite superior, se produce la paradoja de un cielo más caliente que el infierno.

    Addendum

    El cálculo anterior está basado en una entrada de la enciclopedia Uselessia --la enciclopedia de lo completamente inútil-- donde se asume que la temperatura de la Tierra es de 27ºC (300K). Ese valor no está justificado, por lo que el cálculo anterior puede tomarse como una corrección absolutamente inútil de dicha entrada.

    2009-08-27 20:54 | Cristianismo, Humor | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://ecos.blogalia.com//trackbacks/64242

    Comentarios

    1
    De: Our Fecha: 2009-09-03 18:14

    Muy buenos los calculos y el post es muy intersante, me has tenido enganchado leyendo un buen rato jeje.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.234.255.29 (c5c904277c)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir | Entradas anteriores→