ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

Ecos del futuro

Reflexiones sobre ciencia, economía, ecología, política y comportamiento humano

Archivos

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             


Últimos comentarios

  • Rawandi en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Estratagemas antinucleares
  • zet1 en En defensa del argumento de autoridad y el consenso científico
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • Pedro J. en Estratagemas antinucleares
  • Francesc en Estratagemas antinucleares
  • Pedro J. en Estratagemas antinucleares
  • Yepa en Estratagemas antinucleares
  • Pedro J. en Estratagemas antinucleares


  • Categorías

  • Acertijos
  • Astronomia
  • Ateismo
  • Biologia
  • Cambio climatico
  • Civilizacion
  • Comportamiento humano
  • Corporaciones
  • cortos
  • Crisis
  • Cristianismo
  • Destino
  • Dinero
  • Ecologia
  • Economia
  • Educacion
  • Energia
  • Enlaces
  • Escepticismo
  • Etica
  • Evolucion
  • Extincion
  • Felicidad
  • Fisica
  • Futuro
  • Genetica
  • Globalizacion
  • Guerra
  • Historia
  • Humor
  • Islam
  • Libros
  • Longevidad
  • Loteria
  • Metodo cientifico
  • Neurologia
  • Nuclear
  • Ocio
  • Petroleo
  • Política
  • Psicologia
  • Religion
  • Riesgo
  • Salud
  • Sociedad
  • Tecnologia
  • Trabajo

  • Series

  • Mecánica cuántica. En progreso

  • Materia oscura

  • Economía de la práctica religiosa

  • Imagen del principio del universo

  • Ahogado en una supercuerda


    En la red

  • Antigua página personal
  • Tutorial de Cosmología
  • @ecosdelfuturo
  • La ciencia del cambio climático


    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


    2006-2017

    Pedro J. Hernández



    Blogalia

    Blogalia

  • Inicio > Historias > Los otros

    Los otros

    Preguntaban hoy en el blog de Freakonomics qué sentimientos despertaba en los lectores una historia sobre una familia en la que ambos miembros se habían quedado sin trabajo, y de sus actitudes ante la renuncia a un trabajo mal pagado o respecto a lo que hacían con el subsidio de desempleo --situación desgraciadamente demasiado frecuente en estos días en nuestro país--.

    Mi sorpresa --es un decir-- es que todavía haya personas que piensen que el éxito o el fracaso dependa sólo de los méritos de las personas. A aquellos que piensan de esa forma voy a recomendarles dos lecturas

    1. El andar del borracho. Cómo el azar gobierna nuestras vidas. Un libro enormemente entretenido e informativo que muestra cómo desdeñamos el factor suerte en nuestros éxitos y fracasos.

    2. How we see ourselves and how we see others. Un review académico sobre los sesgos de percepción que mostramos del comportamiento de los demás respecto del nuestro por el simple hecho de tener acceso a nuestras emociones e intenciones y no a las de ellos. En concreto "la gente ve sus propias acciones como provocadas por los condicionantes de la situación mientras ven a los otros como responsables de las suyas".

    ¿O sigue pensando el lector que la prolongación de los subsidios de desempleo que propone el gobierno no la merecen los parados?

    2009-08-04 19:40 | Sociedad, Comportamiento humano, Trabajo, Política | 7 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://ecos.blogalia.com//trackbacks/63991

    Comentarios

    1
    De: Mizar Fecha: 2009-08-04 21:00

    Excelente artículo, as usual.



    2
    De: Ragnor Fecha: 2009-08-04 23:36

    Me parece un error ampliar el subsidio de desempleo.

    Es un incentivo a no trabajar, como en el caso del artículo.





    3
    De: Pedro J. Fecha: 2009-08-04 23:48

    El subsidio no es el error. El error es no incentivar a la gente a formarse y a buscar otras alternativa. El ejemplo de Dinamarca es bastante válido. Cito de esta referencia

    Los desempleados daneses tienen derechos (entre los que destaca una generosa prestación por desempleo) pero también tienen obligaciones, que pasan por tratar de encontrar empleo de forma activa o capacitarse para tal cometido, participando para ello en todos los procesos de formación que sean pertinentes. Con el fin de evitar
    abusos del sistema, si un desempleado que cobra el subsidio permanece más de tres meses sin acceder a un nuevo empleo, puede ser obligado a ocupar cualquier puesto de trabajo que esté sin cubrir.

    Pero claro, Dinamarca dedica sobre un 4% del PIB en políticas de empleo. España, algo más del 2%.



    4
    De: Luis Fecha: 2009-08-05 10:28

    Puede que esa forma de pensar ocurra porque en España estamos bastante acostumbrados a la pillería y la picaresca.

    Conocemos demasiados casos de gente, incluso muy joven, que deja de trabajar o se despide voluntariamente y lo apaña con el jefe para disfrutar del paro como vacaciones pagadas "porque tiene derecho a e ello y para eso se lo ha ganado" (sic).

    Por supuesto siempre pagan justos por pecadores pero el nivel de estafa en los subsidios de desmpleo ha sido siempre altísimo y por eso consideramos, en general, que el que está en el paro es porque le echa mucho morro, especialmente si es joven.



    5
    De: Pedro J. Fecha: 2009-08-05 12:17

    Luis, no tengo estadísticas de ese tipo de picaresca o fraude si quieres, pero creo que son excepciones las personas que no preferirían estar trabajando que parados. Lo que ocurre es que en España hay una precariedad laboral muy elevada y un parado actúa racionalmente ante la posibilidad de trabajar 50 horas a la semana por 700 euros a 40 km de su casa o cobrar un subsidio de 500 euros.

    Es curioso que en las estadísticas la gente es más permisiva con la picaresca fiscal --si lo haces es porque eres más listo que hacienda-- y tan poco permisiva con la picaresca del parado, cuando el primero normalmente es una persona acomodada y el segundo un caso en el que habría que estar para entenderlo.

    Reitero que estoy de acuerdo en practicar políticas activas de empleo que impliquen a los parados, pero para eso hace falta primero disminuir el trabajo precario, segundo aumentar los impuestos directos de los que puedan permitírselo --ya no a los niveles daneses, pero es que si Obama lleva a cabo la reforma fiscal que se propone, los ricos en EEUU van a pagar más impuestos que en España con un gobierno que se autoproclama socialista!--

    Creo que la lectura que recomendaba es pertinente, porque seguimos viendo a los otros --por eso el título de la entrada-- con los ojos con los que no nos vemos a nosotros mismos --otra prueba de que eso es así son las encuestas que puedes leer en este estupendo análisis

    Sistema público y estrategias familiares de protección social por desempleo. Una mirada desde la precariedad laboral



    6
    De: Markos Fecha: 2009-08-05 13:15

    La extensión del subsidio de desempleo es una tirita para evitar que haya una revuelta. Si la economía comienza a levantar vuelo antes del verano que viene puede que sirve para atemperar los ánimos.



    7
    De: Dubitador Fecha: 2009-08-05 16:43


    La gente dispuesta a creer que lo de no trabajar es una bicoca, ignora o pretende ignorar que aun el trabajo menos interesante evita el anquilosamiento y te estructura el tiempo y la vida.

    Por desgracia lo peor de los trabajos es la relacion de subordinacion, pues el superior tiende a entrometerse mucho mas alla de lo que podria requerirlo el puro objetivo practico.

    Por lo que fuere, desde siempre, la subordinacion no es un mera cuestion practica, sino algo que se está puliendo continuamente, de modo que quien ostenta autoridad destina el grueso de su tiempo y poder a hacerlo sentir, a tenerlo dispuesto, a constatar y reforzar la obediencia, incluso a costa de la productividad y la eficiencia.

    Empiricamente solo se mantiene el filo de la autoridad haciendola sentir, haciendola sufrir, y es
    precisamente el coste de la humillacion lo que hace aborrecer el trabajo, ya que los errores, reales o supuestos, no se corrigen o enmiendan, se pagan a costa del gusto por la existencia.




    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.5.241 (6c7118d966)
    Comentario

    portada | subir | Entradas anteriores→