ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

Ecos del futuro

Reflexiones sobre ciencia, economía, ecología, política y comportamiento humano

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        


Últimos comentarios

  • Pedro J. en Ese insignificante e incomprendido CO2
  • Albert en Ese insignificante e incomprendido CO2
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en Nobel de la paz e ignorancia
  • Rawandi en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Estratagemas antinucleares
  • zet1 en En defensa del argumento de autoridad y el consenso científico
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos


  • Categorías

  • Acertijos
  • Astronomia
  • Ateismo
  • Biologia
  • Cambio climatico
  • Civilizacion
  • Comportamiento humano
  • Corporaciones
  • cortos
  • Crisis
  • Cristianismo
  • Destino
  • Dinero
  • Ecologia
  • Economia
  • Educacion
  • Energia
  • Enlaces
  • Escepticismo
  • Etica
  • Evolucion
  • Extincion
  • Felicidad
  • Fisica
  • Futuro
  • Genetica
  • Globalizacion
  • Guerra
  • Historia
  • Humor
  • Islam
  • Libros
  • Longevidad
  • Loteria
  • Metodo cientifico
  • Neurologia
  • Nuclear
  • Ocio
  • Petroleo
  • Política
  • Psicologia
  • Religion
  • Riesgo
  • Salud
  • Sociedad
  • Tecnologia
  • Trabajo

  • Series

  • Mecánica cuántica. En progreso

  • Materia oscura

  • Economía de la práctica religiosa

  • Imagen del principio del universo

  • Ahogado en una supercuerda


    En la red

  • Antigua página personal
  • Tutorial de Cosmología
  • @ecosdelfuturo
  • La ciencia del cambio climático


    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


    2006-2017

    Pedro J. Hernández



    Blogalia

    Blogalia

  • Inicio > Historias > El efecto 17

    El efecto 17

    Elija el lector un número al azar entre 1 y 20.
    He aquí el resultado de una encuesta con 347 respuestas y su comparación con las generadas aleatoriamente en un ordenador.






    Hay un efecto curioso. El 17 resulta el más popular con cierta diferencia. Según el blog Cosmic Variance, parece que este resultado fue oído en primer lugar en una charla de James Randi.

    Nadie parece tener una explicación obvia, aunque en el blog Cognitive Daily profundiza en el asunto, apuntando a que los números primos parecen también algo más populares.

    A mí se me ocurre una explicación interesante. Quizás entre en acción un prejuicio psicológico conocido como Efecto Anclaje.

    Cuando oímos una información --aunque sea completamente irrelevante e incluso sepamos que es completamente irrelevante-- tendemos a utilizarla en la toma de una decisión. En el caso de los números, un experimento clásico de 1974 muestra perfectamente el efecto: El experimentador gira una "rueda de la fortuna" --del tipo de la de los concursos malos de la tele--. Pongamos que se detienes en el 15. Se pregunta entonces a los participantes si el porcentaje de países africanos que pertenecen a la ONU es mayor o menor que dicho número. A continuación se pide hacer una estimación del porcentaje de países africanos que pertenecen a la ONU. La media en el experimento resultó de 25.
    Cuando "la rueda de la fortuna" sacó en cambio el número 65, la estimación media subió hasta 45. ¡Los números aleatorios de la rueda de la fortuna funcionaron como cantidad orientativa en la estimación de los sujetos del estudio!.

    Interesante. Al decir: ¡elige un número de 1 a 20!, el 20 podría estar actuando como cantidad anclaje. Uno tiende a aproximarse al 20. A eso se puede añadir la información de que tiene que ser un número al azar nos hace descartar psicológicamente algunos números. Por ejemplo el 19 está demasiado cerca: sería obvio. El 15, el 16 y el 18 son números de uso frecuente y por tanto ¡su elección no parecería aleatoria!. Esto último también explicaría por qué los primos tienden a ser más elegidos que otros números.

    2007-02-05 22:18 | | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://ecos.blogalia.com//trackbacks/46899

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 107.22.126.144 (34465232f8)
    Comentario

    portada | subir | Entradas anteriores→