ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

Ecos del futuro

Reflexiones sobre ciencia, economía, ecología, política y comportamiento humano

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             


Últimos comentarios

  • Pedro J. en Ese insignificante e incomprendido CO2
  • Albert en Ese insignificante e incomprendido CO2
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en ¡Mememental, querido Watson!
  • Pedro J. en Nobel de la paz e ignorancia
  • Rawandi en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Estratagemas antinucleares
  • zet1 en En defensa del argumento de autoridad y el consenso científico
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos
  • zet1 en Por qué deberíamos confiar en los científicos


  • Categorías

  • Acertijos
  • Astronomia
  • Ateismo
  • Biologia
  • Cambio climatico
  • Civilizacion
  • Comportamiento humano
  • Corporaciones
  • cortos
  • Crisis
  • Cristianismo
  • Destino
  • Dinero
  • Ecologia
  • Economia
  • Educacion
  • Energia
  • Enlaces
  • Escepticismo
  • Etica
  • Evolucion
  • Extincion
  • Felicidad
  • Fisica
  • Futuro
  • Genetica
  • Globalizacion
  • Guerra
  • Historia
  • Humor
  • Islam
  • Libros
  • Longevidad
  • Loteria
  • Metodo cientifico
  • Neurologia
  • Nuclear
  • Ocio
  • Petroleo
  • Política
  • Psicologia
  • Religion
  • Riesgo
  • Salud
  • Sociedad
  • Tecnologia
  • Trabajo

  • Series

  • Mecánica cuántica. En progreso

  • Materia oscura

  • Economía de la práctica religiosa

  • Imagen del principio del universo

  • Ahogado en una supercuerda


    En la red

  • Antigua página personal
  • Tutorial de Cosmología
  • @ecosdelfuturo
  • La ciencia del cambio climático


    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


    2006-2017

    Pedro J. Hernández



    Blogalia

    Blogalia

  • Inicio > Historias > ¿El fin del ecoptimismo?

    ¿El fin del ecoptimismo?

    Siempre he sido optimista, por lo que nunca tomé demasiado en serio a los ecologistas y sus distopías. Así que cuando me topé con el polémico libro El Ecologista Escéptico en el verano de 2004 pensé que había encontrado mi "fuente de referencia antiecologista". El tiempo y la curiosidad me mostraron que Bjorn Lomborg, el autor del libro, pecó de sesgo optimista de la información. Me ha sido relativamente fácil desmontar muchos de los argumentos de Lomborg (he hecho varios comentarios del libro en este diario) Ahora quiero intentarlo con los pesimistas, pero me está siendo mucho más difícil.

    Una página inmensa en sus análisis detallados es DIE OFF. Tengo
    gran cantidad de material pendiente de leer en mi ScrapBook, una de las extensiones de FireFox más útiles para guardar webs e introducir comentarios propios.
    La conclusión que leemos en la sinopsis es preocupante.

    La crisis energética es básicamente inevitable. El petróleo se está acabando ya.

    Las energías renovables no son una alternativa viable si queremos continuar con nuestro ritmo de consumo. Una página interesante que muestra esto último con unos cálculos más bien simples es Order of Magnitude Morality.

    A los estudiantes de economía se les enseña que los bancos "crean" dinero y que la economía está impulsada por el dinero y no por la energía. Si bien lo primero es verdadero, lo segundo es falso. Los economistas viven creyendo en máquinas de movimiento perpetuo.

    El problema es que casi todo el mundo actualmente aceptas las máquinas de movimiento perpetuo de los economistas.

    Pero incluso un niño puede entender que el dinero no mueve el coche de papá. Que se necesita energía para crear más energía.

    La crisis del petróleo nos cogerá desprevenidos. Y una vez la gente sea verdaderamente consciente de este hecho básico, sus vidas cambiarán para siempre y morirán miles de millones.

    Imagina un mundo donde gente hambrienta que pasa frío quema cualquier combustible --cualquier cosa, desde bosques (emitiendo CO2, destruyendo vegetación y especies), basura (liberando dioxinas, PCBs y metales pesados); hasta gente (al emprender guerras nucleares, biólogicas, químicas o convencionales)--; y entonces has visto el futuro.
    No puedo creer en ese futuro desolador, pero todavía no he visto un argumento razonable que indique que esa situación no sea la más probable con todo lo que sabemos hoy en día. Sigo siendo optimista, pero en este momento soy como un creyente que no quiere toparse con la realidad.




    2006-05-18 23:03 | Destino, Energia, Futuro, Globalizacion, Ecologia, Economia | 4 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://ecos.blogalia.com//trackbacks/40067

    Comentarios

    1
    De: Netito Fecha: 2006-05-19 01:10

    Es bastante difícil ser optimista, ciertamente... Y es que no sólo se acaba el petróleo, también el agua potable. Y lo del agujero de ozono, que parece que ya no está de moda. Y el cambio climático, que aún hay quien no se lo cree....

    Vivimos tiempos interesantes, sí... :(



    2
    De: BioMaxi Fecha: 2006-05-19 02:22

    Parece que James Lovelock se ha vuelto agorero también...



    3
    De: Pedro J. Fecha: 2006-05-19 18:22

    El problema del agua es el mismo problema. Tienes la solución con las desaladoras...pero necesitas energía.



    4
    De: Estefanía Fecha: 2006-05-19 21:17

    Nos ocurrirá lo mismo que a Luis XV: "Después de nosotros... el diluvio".



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.221.136.62 (19b04c1548)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir | Entradas anteriores→